• AFASAF

La Voz de Galícia

"Estoy convencida de que hay muchos más niños afectados de los que nosotros conocemos."


Tras pasar años «de peregrinaje de médico en médico», en el 2012 por fin llegó el diagnóstico: su hijo tenía el síndrome alcohólico fetal


Tras pasar años «de peregrinaje de médico en médico», en el 2012 por fin llegó el diagnóstico: el hijo de Teresa Núñez tenía el síndrome alcohólico fetal (SAF). Como otros menores, había sido adoptado en Rusia y pronto comenzó a mostrar una serie de problemas neuropsicológicos derivados de las ingesta de alcohol durante el embarazo. Ella sabía que el suyo no era el único caso y poco a poco fue poniendo las bases de la Asociación de Familias Afectadas por el SAF (Afasaf), que suma 150 socios.


-¿Cuántas familias afectadas podría haber en España?

-Es muy difícil de saber, porque si ellos mismos no lo saben, difícilmente los sabremos nosotros. Lo que está haciendo ahora el Instituto Catalán de la Adopción es un estudio de prevalencia. Van a llamar a todos los niños que fueron adoptados en Rusia y analizarán cuáles pueden estar afectados por el SAF. Yo creo que los resultados podrán perfectamente ser extrapolables al resto de España y se podrán analizar las medidas que se tomarán. Estoy convencida de que hay muchos más niños afectados de los que conocemos, porque hay muchas familias que no lo saben y otras a las que les cuesta aceptarlo.


-Aunque el Parlamento catalán ha aceptado que es una enfermedad crónica, no hay ninguna ayuda. ¿Cuánto cuesta cuidar a una persona con SAF?

-La media es de unos 1.000 euros mensuales, pero hay familias que tienen a sus hijos en un centro y están pagando 4.000 euros al mes, y son familias a las que no les sobra el dinero, sino que han tenido que hipotecar sus casas. El problema de muchos de estos niños es que dependen de alguien toda la vida: no tienen control del tiempo ni del dinero, no saben ver las consecuencias de sus actos, son muy influenciables, y tienen mucha facilidad para caer en las adicciones. Esto empeora a medida que van creciendo. Algunas familias optan por ingresarlos en centros.


-¿De quién fue la culpa de haber llegado a esta situación?

-No veo un culpable claro, sino que es culpa de todos. Por un lado, está el país de origen, donde hay un problema muy grave con el consumo de alcohol, también entre mujeres embarazadas que van a dar a sus hijos en adopción. A todos los padres se nos vendió que los informes estaban inflados para que los niños pudieran tener una salida internacional y que no hiciéramos ni caso. Además, están las comunidades autónomas, que tenían la responsabilidad de evaluar a las familias; y las agencias de adopción, entidades privadas que recibían dinero por cada adopción.


https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2016/09/22/convencida-ninos-afectados-conocemos/0003_201609G22P29991.htm




21 vistas

 Copyright 2018  © www.afasaf.org   |   Todos los Derechos Reservados. Diseñado por  noquedatinte.com